Por Agencia EFE

Miami- El México del pasado, del presente y el futuro se muestra desde hoy en el Museo de Arte Patricia & Phillip Frost FIU de Miami a través del “contrapunto” de dos exposiciones de fotografía, una de ellas con imágenes del “maestro” Manuel Carrillo y otra con obras de nueve fotógrafos contemporáneos.

Klaudio Rodríguez, comisario principal de este museo de la Florida International University (FIU), señaló a Efe que la idea de esta exposición doble surgió al encontrar “un tesoro escondido” en sus archivos: más de treinta fotografías de Carrillo (1906-1989).

Esas fotos de un artista que a partir de 1955 se dedicó a retratar a su país y a su gente tal y como eran realmente, sin ninguna influencia exterior o colonial, llegaron al museo miamense como una donación y nunca antes habían sido mostradas al público.

Rodríguez pensó que estas imágenes de un artista que creía firmemente en la “mexicanidad” y ayudó a forjar la identidad nacional, que el museo presenta ahora bajo el título de “Convertirse en México”, necesitaban un contrapunto para su salida a la luz.

Con ayuda del Consulado General de México en Miami logró ponerlas “en conversación” con cerca de 40 fotografías de Mauricio Alejo, Ricardo Alzati, Alex Dorfsman, Daniela Edburg, Rubén Gutiérrez, Kenia Nárez, Fernando Montiel y Damián Siqueiros reunidas en “Mundos Posibles: Fotografía y Ficción en el Arte Contemporáneo Mexicano”.

Se trata de una nueva generación de artistas inmersos en la imaginación y no en la documentación del mundo natural. Sus obras son representaciones de sus sueños, pesadillas, mitos y fábulas, mundos ficticios a menudo arraigados en un deseo de escapar a un mundo mejor, señala un comunicado de prensa del museo.

“Son mundos distintos. Estos artistas están influenciados por el cine, la literatura, la ciencia ficción, la fantasía, la música electrónica”, dice Rodríguez para explicar el contraste de esas fotografías con las del México de Carrillo.

Por ejemplo, Daniela Edburg se inspiró en el filme “Jamón, jamón”, del español Bigas Luna, en una fotografía homónima en la que la icónica figura publicitaria de un toro de lidia presente en la geografía española sirve de fondo a una mujer vestida de sevillana que yace sobre un campo de cultivo.

En “Nirvana” Fernando Montiel recrea a un Kurt Cobain con guitarra eléctrica y camiseta con el rostro de Jesús coronado por espinas en una desordenada habitación.

Horacio Saavedra, cónsul general de México en Miami, afirma que “Mundos posibles” permite apreciar “la creatividad y el talento de una nueva generación de fotógrafos mexicanos, muchos de ellos exitosos más allá de nuestras fronteras”.

“El mayor reto es conquistar lo imposible y presentarlo de una manera novedosa. Y los artistas mexicanos, al igual que otros creadores de América Latina, entienden que el mundo no tiene límites”, opina Saavedra en un comunicado con motivo de la inauguración de la exposición.

“Mundos Posibles”, organizada en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Instituto Cultural Mexicano de Miami, tiene como comisaria a la historiadora de arte Marisol Argüelles.

El contrapunto son las fotografías en blanco y negro que muestran a una “Niña con rebozo en campo amurallado” o un “Zapatero en el trabajo”, bañadas por la luz característica que Carrillo les daba a sus imágenes.

El comisario Klaudio Rodríguez indica que hay uno de los nueve fotógrafos de “Mundos posibles”, Ricardo Alzati, que con sus obras establece un punto de conexión con el México del pasado.

En su serie “Borradura”, Alzati recrea fotografías tomadas un siglo antes por Guillermo Kalho, el padre de Frifa Kalho, que era fotógrafo.

ThemeREX © 2020. All rights reserved.